NOCETTI, POR SEGUNDA VEZ